Juntos Tenemos Más Fuerza
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Leyendas, bulos y estafas sobre la lotería y otros timos de actualidad

Aunque suene como algo lejano de lo que no deberíamos dar importancia, el famoso timo de la estampita, sigue de total actualidad. En otros tiempos era frecuente que un lisiado (o alguien que fingía estarlo), llamará a tu puerta en busca de ayuda económica para comer algo. Tocaban la fibra de los habitantes de las viviendas con su aspecto desaliñado y su historia lacrimógena, para luego coger el dinero y gastarlo en vino. Si les dabas comida, ya que alegaban estar famélicos, la tiraban en la esquina. Estos pedigüeños, jugaban con la sensibilidad de la gente y salían airosos, pero en el peor de los casos te sacaban un bocadillo o algunas pesetas y te dejaban la conciencia bien tranquila.

Otra cosa era caer en el conocido timo de la estampita, cuando algún avispado te asaltaba en la calle y te ofrecía duros a pesetas. En estos casos, te daba una estampita de valor inestimable a cambio de algún billete gordo. La gente caía fácilmente. La codicia, siempre ha estado, por igual, vigente.

Desde Loterías La Piedad, como casa oficial de apuestas del estado, nos advierten de los bulos y estafas que corren a costa de su sector. Las Loterías y Apuestas del Estado, también han sido y son víctima de los estafadores que, utilizando su nombre, engatusan a los clientes.

En la propia página oficial de SLAE informan sobre una de las estafas que se están llevando a cabo en los últimos tiempos y explican, como suplantando su identidad están tratando de estafar a los usuarios. Esta estafa se lleva a cabo a través del correo electrónico, el destinatario recibe un email donde es informado de haber sido agraciado con un premio en nombre de Loterías y Apuestas del Estado. Desde la sede, son rotundos, si se recibe algún tipo de correo informando de este asunto, se trata de una estafa, SCAM (fraude por internet). La entidad no notifica esta clase de cuestiones a ningún usuario.

En estos casos, avisan de no proporcionar ningún tipo de información personal o económica a los emisores. La única forma de participar en los juegos que ofrece la red de Loterías y Apuestas del Estado es a través de sus establecimientos oficiales, ubicados en territorio español o registrándose en su web, previa verificación de los datos.

Al parecer, quienes llevan a cabo este tipo de estafa, solicitan al receptor del mensaje fraudulento, datos bancarios, pagos previos al cobro del supuesto premio, etc. Aunque se investigan estas acciones, advierten que los fraudes se hacen desde países diferentes, haciendo difícil las tareas de investigación, por lo que hay que protegerse de este tipo de estafas.

Bulos y leyendas

En torno a la Lotería, existen incontables estafas, bulos y demás leyendas que, convertidas en mito, convierten, sobre todo el sorteo de Navidad, en fuente de todo tipo supersticiones. A parte de las estafas, como la ya mencionada, hemos recopilado algunos de esos bulos que hacen que el sorteo cuente con un halo de misterio y superstición del que todo el mundo, es participe en mayor o menor medida. En cualquier caso, con fe o sin ella, siempre cabe la duda…

A lo largo de más de doscientos años, se sigue creyendo firmemente, que los números más bajos, son menos premiados. La realidad es que todos los números que hay en el bombo, tienen las mismas posibilidades de salir con premio. La probabilidad esta ahí, un ínfimo 0,001%.

Tampoco es muy factible que existan administraciones con el factor suerte aledaño a sus decimos. Son más que tradicionales las largas colas en administraciones como Doña Manolita en Madrid o la Bruja de Oro en Lleida. Estas administraciones parecen un lugar de peregrinaje con todas las de la ley. La única realidad es que su volumen de ventas es muy elevado y, por ende, las probabilidades de vender un décimo premiado, también.

Que la casa real juega íntegramente al número 00000, es otra leyenda. Este número tan particular, se puede encontrar en varias administraciones del país.

Las probabilidades de que un número toque en varias ocasiones, existen. Asegurar que un número no puede volver a tocar es otra falacia sin mucho sentido. Probabilidades hay pocas, pero las mismas que tiene cada número que entra en el bombo.

Ajustar cuentas con Hacienda no es cuestión de sumar dos más dos. No se quedan la mitad del premio ni por asomo. Que se llevan un buen pellizco, sí, pero no tanto como quieren hacernos creer. En cualquier premio que supere los cuarenta mil euros y, a partir de dicha cantidad, se quedará con un veinte por cien, pero no un cincuenta.

Uno de los bulos más sonados en los últimos años, es el que circula a través de las redes sociales y en que se asegura que la entidad, devolvería el cincuenta por cien del valor de los decimos que no hubieran sido premiados, debido a un error en el sorteo. Esto, nunca ocurrió ni ocurrirá.

Sin embargo, aun sabiendo que todo esto que circula, sea boca a boca o a través de la red, la gente gusta de creerlo. El halo que envuelve a la Lotería de Navidad, incluye esta serie de bulos en la tradición. Si no existieran estas leyendas magnificando el sorteo, no sería igual. Tal vez, sean más tradicionales los bulos y leyendas que el propio sorteo.

Los timos del día a día

Retomando la cuestión de los timos y estafas que circulan por el mundo. También hemos recopilado algunos de los fraudes a los que empezamos a estar acostumbrados. Son tantos los intentos de estafa que se llevan a cabo cada día que, nunca esta demás recordarlos para evitar caer en ellos.

Una de las estafas más comunes, es el phishing. En internet, este tipo de estafas es la más habitual y, en España, somos los primeros en casos de phishing de toda la Unión Europea.

Esta estafa, es conocida como robo de identidad online y consiste en el secuestro de datos e información privada, con objeto de obtener dinero. Los hackers son los que están detrás de este tipo de estafa y su modus operandi es el siguiente:

  • Emiten correos electrónicos falsos en nombre de la sucursal del banco o páginas en las que estás registrado. En estos inocentes correos, se solicita al usuario que respondas aportando la contraseña y los datos de usuario para robarlos y acceder en tu nombre.
  • Facilitan accesos mediante un enlace a través del correo electrónico. De forma similar, te mandan un link en el que, si pinchas, darás acceso al hacker o se descargará un virus en el dispositivo.

Para evitar este tipo de estafas, lo fundamental es no revelar información a extraños ni proporcionar información privada a través de páginas que no sean de confianza. Contactar con el servicio de atención al cliente es una buena forma de evitar el fraude y asegurar que el remitente es seguro. Además, una web segura nunca pedirá datos relevantes, salvo cambios que realices tu mismo.

A la orden del día se encuentran por igual, las estafas por alquiler. Desgraciadamente, este tipo de timos, son tan comunes que puede ejecutarlos cualquier persona con un poco de pericia y mala intención. Es fácil encontrar anuncios de pisos chollo, con una serie de características impresionantes, por rentas muy bajas para la zona donde se encuentran o las dimensiones. Al contactar con el anunciante, este alegará que el bajo precio es la urgencia para cerrar la operación y por tener alquilado el inmueble por que se va de viaje o cosas similares.

Tras contarte su versión de los hechos, te pide una cantidad económica para enseñarte el piso unos días más tarde. Una vez cobran esa señal, desaparecen. Dadas las circunstancias actuales, los precios del alquiler y la necesidad, es fácil caer en la trampa y perder tu tiempo y tu dinero.

No solo los españoles hacemos gala de la picaresca. En muchas ocasiones, somos víctimas de picaros de otros países. Al parecer a los turistas británicos, les encanta nuestra gastronomía, tanto es así, que el fraude por intoxicación ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza de la hostelería nacional.

Debido a un vacío legal en la legislación británica para poder denunciar a los hoteles españoles por una supuesta intoxicación, han existido muchos fraudes a costa de nuestra excelsa y codiciada gastronomía. En esta estafa en la que han llegado a pasar años desde la supuesta intoxicación, se encuentran implicados bufetes de abogados que se ofrecían a realizar el engaño a cambio de un porcentaje en las ganancias.

Como podemos comprobar, el timo de la estampita ha evolucionado con el paso del tiempo. Antes, caminar por el Parque del Retiro, podía conllevar un timo de esta categoría o la ramita de romero que te ofrecían las gitanas (todavía queda alguna que te echa el mal de ojo si no le das la voluntad) por un precio módico. Ahora, el timo llega a tu ordenador, teléfono móvil o llama a tu puerta fingiendo ser el técnico de la compañía de la luz.

 

 

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
No los dejes atrás

Todo aquel que cuenta con un ser de cuatro patas como miembro de su familia  sabe lo

Galeria
Scroll al inicio