Juntos Tenemos Más Fuerza
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Adicción a Internet: definición, síntomas y tratamiento

Ya sea a través de un teléfono inteligente, una tablet o un PC: la adicción a Internet es una adicción conductual que se está volviendo cada vez más común. Los jóvenes en particular son rápidamente atraídos al hechizo del mundo virtual. Los amigos, la familia y la escuela se vuelven menos importantes. El aislamiento de la realidad tiene consecuencias de largo alcance para la vida social y profesional, así como para la salud. Lee toda esta información importante sobre la adicción a Internet aquí.

¿Qué es concretamente la adicción a Internet?

Internet se ha convertido en una parte integral del mundo de hoy. Trabajar, ir de compras, compartir con amigos: casi todas las áreas de la vida están conectadas a Internet. Los niños y los jóvenes en particular corren el riesgo de perderse en el mundo virtual. Ahora le acompaña durante todo el día a través de un teléfono inteligente. Cuando el mundo real se desvanece en el fondo, Internet en exceso amenaza la salud mental y física.

El fenómeno del uso patológico de ordenadores, tablets, teléfonos móviles e Internet es todavía relativamente joven y, por lo tanto, solo se ha investigado durante unos pocos años. La adicción a Internet, también llamada adicción online, es una de las adicciones conductuales. A diferencia de la adicción al alcohol o las drogas, no es el consumo de una sustancia lo que te hace dependiente, sino que el comportamiento en sí mismo se convierte en una obsesión. En el caso de una adicción a Internet, los afectados utilizan Internet tan excesivamente que descuidan otras áreas de la vida. Los pasatiempos, los amigos y la familia, la escuela y el trabajo prestan poca atención a los adictos a Internet. A pesar del enorme impacto del comportamiento adictivo en la vida, los pacientes ya no pueden parar. La adicción adquiere vida propia, y el comportamiento se convierte en una compulsión.

Síntomas de la adicción a Internet

Los adictos a Internet constantemente tienen el deseo de estar en Internet. Esto tiene una variedad de consecuencias negativas. El descuido de las tareas cotidianas, amigos y pasatiempos, pero también las dificultades físicas y psicológicas, pueden ser indicios de una adicción a Internet.

1. Rendimiento

Los investigadores han descubierto que los adolescentes adictos a Internet se desempeñan peor en la escuela. El uso excesivo de Internet crea problemas cognitivos. Esto afecta principalmente la capacidad de concentración y atención. Otra razón para esto, por supuesto, es que la mayor parte del tiempo se dedica al comportamiento adictivo y casi no queda tiempo para el trabajo escolar u otras obligaciones.

Los estudios también muestran en adultos que el rendimiento laboral disminuye debido a la adicción a Internet y que el contacto con colegas de trabajo es bajo. Cuanto más pronunciado sea el comportamiento adictivo, mayor será el riesgo de despido. Las consecuencias financieras pueden conducir a una amenaza existencial.

2. Soledad

La falta de tiempo también se nota en el ámbito social. Los adictos online prestan poca o ninguna atención a sus amigos y familiares. A menudo se sienten solos sin darse cuenta. Viven en la ilusión de mantener amistades reales en Internet. A veces, las amistades se desarrollan en Internet, pero generalmente no se celebran reuniones en la vida real. Las amistades existentes en el mundo real se rompen cuando la persona en cuestión solo está en Internet. Para las personas que tienen dificultades para hacer contacto, Internet parece ser una buena solución al principio. Sin embargo, la investigación muestra que su situación está empeorando como resultado.

3. Salud

Debido a su deseo constante de estar en Internet y el miedo a perderse, muchos pacientes suprimen su necesidad de dormir. Los juegos de rol online también crean un mayor nivel de excitación, lo que dificulta conciliar el sueño. Los adictos a Internet a menudo se quejan de trastornos del sueño. La falta de sueño a su vez afecta la capacidad de concentración y también el estado de ánimo. Los afectados pueden desarrollar rasgos depresivos, así como agresividad e irritabilidad.

Además del sueño, los pacientes también descuidan otras necesidades básicas, como su dieta. Muchos comen comida rápida o dulces porque no queda mucho tiempo para comer. Algunos incluso olvidan las comidas enteras. Por lo tanto, hay adictos a Internet que tienen más probabilidades de tener sobrepeso y otros que son normales o con bajo peso. El riesgo de obesidad aumenta por la falta de ejercicio.

Sentarse constantemente frente al ordenador afecta la postura. El dolor en las articulaciones, el cuello y los dolores de cabeza, así como las alteraciones visuales son otros problemas que la adicción a Internet trae consigo.

4. Síntomas de abstinencia

También hay síntomas de abstinencia en las adicciones conductuales. Si los afectados no pueden acceder a Internet, se deprimen y se vuelven apáticos, irritables y de mal humor. Algunos se vuelven muy inquietos e incluso agresivos.

5. Baja autoestima

Las personas que se retiran socialmente a menudo sufren de baja autoestima. En Internet, los afectados no solo pueden darse una nueva cara, sino también convertirse en valientes luchadores en los juegos de ordenador. El mundo virtual recompensa así al jugador y mejora su autoimagen. Hasta cierto punto, esto también es posible en las redes sociales, donde solo puedes presentarte desde tu lado feliz o incluso asumir una identidad inventada. Se vuelve peligroso cuando el mundo social online se vuelve más atractivo para la persona en cuestión que la vida real.

6. Conflictos familiares

Algunos estudios indican que los conflictos en la familia favorecen el aislamiento de los niños en Internet. Los adolescentes que son adictos a Internet a menudo viven con un solo padre. Sin embargo, las conexiones exactas no están claras. Está claro que en muchos casos hay una falta de apoyo social.

7. Causas bioquímicas

Los estudios demuestran que las adicciones conductuales también causan cambios similares en el cerebro, como la adicción al alcohol. El aumento de la liberación de la sustancia mensajera dopamina en el cerebro también juega un papel en la adicción a Internet. Si la dopamina se libera mientras se juega en Internet, crea sentimientos de felicidad: el comportamiento es recompensado. Con el tiempo, el sistema dopaminérgico se sensibiliza cada vez más al comportamiento y reacciona particularmente fuerte cuando la persona afectada está en Internet. Otros estímulos no pueden seguir el ritmo de este sentimiento de felicidad y cada vez se notan menos. Sin embargo, Internet es cada vez más visitado para experimentar la buena sensación de nuevo.

Tratamiento de la adicción a Internet

Qué tratamientos son particularmente efectivos para la adicción a Internet aún no está claro debido a la poca investigación científica sobre este tema. Cada vez más terapeutas ofrecen ayuda específicamente para la adicción online. Tal y cómo los expertos de PSI indican, para el tratamiento, generalmente se combinan diferentes formas de terapia, como la terapia individual y grupal.

¿Tratamiento ambulatorio u hospitalario de la adicción a Internet?

La adicción a Internet se puede tratar tanto de forma ambulatoria como hospitalaria. Qué forma es más efectiva depende de la gravedad de la adicción online. Se recomienda una estancia hospitalaria si la persona en cuestión apenas tiene contacto con el mundo exterior. Si Internet se ha vuelto más importante que los amigos, la familia, el trabajo o la escuela, a menudo solo ayuda el tratamiento en una clínica. En el entorno clínico, es más difícil para los adictos a Internet volver a caer en viejos patrones. El día se está reestructurando e Internet ya no es el foco de la vida.

Terapia cognitivo-conductual de la adicción a Internet

Una parte importante del tratamiento es la terapia cognitivo-conductual. El primer paso en el tratamiento es informar a la persona afectada y a sus familiares en detalle sobre la adicción a Internet y sus consecuencias (psicoeducación). El conocimiento sobre la enfermedad tiene como objetivo fortalecer la responsabilidad personal del paciente.

Como parte de la terapia cognitiva conductual, la persona afectada debe aprender a reconocer patrones de pensamiento problemáticos y cambiarlos. Los adictos a Internet son apoyados para desaprender el comportamiento anormal y lograr un uso controlado o incluso una renuncia completa.

Muchas personas que se enamoran del mundo virtual se sienten más cómodas allí que en la vida real. Una visión común de los pacientes es que tienen significado en Internet y no en la vida real. En la terapia, la persona afectada aprende a cuestionar su papel en Internet de forma autocrítica. En juegos online de rol, la persona encarna un personaje (avatar) en el mundo virtual y construye amistades con otros jugadores. Como parte de la terapia, el paciente aprende a distanciarse de su avatar y a tratar intensamente con su verdadero yo. Un componente importante en el tratamiento de la adicción es también el establecimiento de contactos sociales en el mundo real.

Otros tratamientos para la adicción a Internet

Además de las sesiones terapéuticas individuales, la terapia de grupo juega un papel importante en el tratamiento de la adicción a Internet. El paciente puede hablar sobre sus problemas con otras personas afectadas. El contacto con personas reales y la cohesión en el grupo ofrecen un sustituto de los contactos en Internet. Para muchos pacientes, es un alivio ver que no están solos con su problema. También se benefician de las experiencias de otros pacientes en el tratamiento de la adicción.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
No los dejes atrás

Todo aquel que cuenta con un ser de cuatro patas como miembro de su familia  sabe lo

Galeria
Scroll al inicio