Juntos Tenemos Más Fuerza
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Sexo tántrico: una nueva vía para alcanzar la felicidad y una buena salud mental

Cuantos más motivos tengamos para sonreír, más posibilidades existirán para que seamos felices. La relación entre estos dos factores es directamente proporcional y deberíamos tenerla en cuenta en todo momento en nuestra vida para no perder de vista en qué situación nos encontramos y qué podemos hacer para aumentar las dosis de felicidad que recibimos a lo largo de un periodo de tiempo determinado. En un mundo caracterizado por la presión y el estrés en el trabajo y por la necesidad de hacer las cosas al segundo, disfrutar de cada uno de los momentos de ocio y relajación de los que se disponen es imprescindible.

Lógicamente, cada persona disfrutará de esos momentos de ocio de una manera diferente de acuerdo a sus gustos. En este artículo, vamos a comentar cuestiones relativas a una de las maneras más placenteras de disfrutar del tiempo libre: el sexo. Pero no nos vamos a aproximar a este punto de una manera habitual. Lo vamos a hacer bajo otro prisma: el del sexo tántrico, del que seguramente habréis escuchado algo a lo largo de vuestra vida, aunque solo sea de pasada. Son cada vez más las personas a las que este concepto les resulta familiar.

Según una noticia que fue publicada en la página web del diario El Mundo, el sexo tántrico está considerado como el de los mil orgasmos, ahí es nada. Con su práctica, lo que se busca de manera insistente es el placer en toda su esencia, no ese placer que sentimos cuando practicamos el sexo de una manera tradicional. Esto va más allá y nos permite obtener una felicidad a la que el otro sexo no puede llegar, una felicidad mucho más profunda, mucho más duradera que la que provoca una eyaculación que dura apenas unos segundos.

Como apuntábamos, el sexo tántrico ha crecido en cuanto al número de gente que lo tiene en cuenta para saciar sus deseos de felicidad. Y eso es lo que explica que haya personalidades de diferentes ámbitos que lo practican. Uno de los que más llama la atención es Sting, el cantante de The Police, quien llegó a decir que hay días en los que practica este modelo de sexo durante ocho horas. ¿Alguien se podría imaginar estar disfrutando del sexo tradicional durante tanto tiempo? Casi con total seguridad, y por mucho que nos gustara, nos daría pereza tan solo escucha algo que hiciera alusión a un acto de tal duración.

En un mundo como el actual, hemos detectado que la gente está más dispuesta que nunca a descubrir cosas nuevas y que le permitan obtener una mejora en relación a su salud mental. En ese contexto se encuentra el sexo tántrico, que ha sabido desenvolverse a la perfección y obtener un aumento de sus seguidores. Ese es el motivo por el que más y más gente desea obtener una formación en relación a este tema, algo que nos han confirmado desde Maite Doménech. Lo más positivo de esto es que, además de la consiguiente mejora de la salud mental, este tipo de personas que desea obtener formación en relación al sexo tántrico no responde a un modelo de persona homogéneo, lo que nos viene a decir que todo tipo de público es susceptible de apostar por esto.

Que no sea un tema tabú es clave 

Uno de los aspectos negativos que han estado asociados a este tema a lo largo de su existencia es que mucha gente lo ha catalogado como un tema tabú. Eso ha hecho que muchas personas hayan obtenido sólo una información limitada cuando se han intentado acercar a este tema, encontrándose con bastantes barreras a la hora de acercarse al asunto y conocer detalles más específicos al respecto.

Por suerte, esto ha cambiado en los últimos años, tal y como ha ocurrido con otros temas que antes nadie se atrevía a sacar y que ahora forman parte de nuestra vida como si nada de lo anterior hubiera pasado. La llegada de las redes sociales ha tenido un impacto muy positivo para todo este tipo de temas y para lo relativo al sexo tántrico en particular. Con ellas, todo tipo de personas ha visto más cercano un asunto como al que estamos dedicando estas líneas, quitándose esa espinita y dejando de lado los complejos que antes se tenían para hablar de él.

Es evidente que todavía hay gente a la que le suena raro todo lo que tenga que ver con el sexo tántrico. Que haya personas que continuamente se estén formando en un ámbito como este, sin duda, hará que este asunto sea cada vez más conocido y respetado. Y eso, lógicamente, hará que más personas se animen a probarlo y más personas tengan la posibilidad de conocer una vía hacia la felicidad. Todo lo que nos conduzca a esa felicidad y que no le haga daño a nadie merece una oportunidad, ¿no creéis?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Más comentados
No los dejes atrás

Todo aquel que cuenta con un ser de cuatro patas como miembro de su familia  sabe lo

Galeria
Scroll al inicio